TRANSNISTRIA

Historia

Transnistria está situada en la región de Besarabia, una zona que en la actualidad pertenece, de manera oficial, a Moldavia y Ucrania. Desde 1812 a 1871 Besarabia fue un óblast y de 1871 a 1917 fue una gobernación del Imperio Ruso. Se encontraba al este del Principado de Moldavia, el cuál fue anexionado por Rusia a raíz del Tratado de Bucarest de 1812, justo antes de la guerra entre el Imperio ruso y el otomano. Tras la caída del zar Nicolás II en la Revolución de Febrero de 1917 se proclamó la República Democrática de Moldavia tras el acuerdo del Sfatul Ţării (Asamblea Nacional) y que al año siguiente firmó la adhesión con Rumanía en 1918, quedando sólo la pequeña franja de Transnistria dentro de la Unión Soviética.

Besaria a finales de siglo XIX y XX. Se puede comprobar como el territorio a la orilla derecha del río Dniéster quedó fuera de la región. Foto: wikipedia

El pacto Mólotov-Ribbentrop permitió a la Unión Soviética tomar la antigua provincia de Besarabia en junio de 1940. Bajo el Gobierno de la URSS, las regiones del norte y del sur habitadas por ucranianos y rumanos fueron transferidas a Ucrania. Por su parte, Transnistria -de mayoría ucraniana y rusa- se unió con el resto del territorio en la llamada República Socialista de Moldavia.

Primera bandera de la República Socialista de Moldavia (1925-1937). Foto: Wikipedia

Tras la disolución de la Unión Soviética, en agosto de 1991, Moldavia se proclamó país independiente. Durante los primeros años hubo un movimiento de reunificación con Rumanía, pero a través de un referéndum celebrado en marzo de 1994 se conservó la independencia. Ese mismo año, la nueva Constitución de Moldavia reconoció las identidades territoriales para acomodar a las minorías rusas, ucranianas y gagauzas. Se les permitió la creación de organismos legislativos propios, gobierno y competencias lingüísticas.

Guerra de Transnistria

En 1990, tras la caída de la URSS, Transnistria se declaró independiente. Las tensiones comenzaron en 1989, cuando el Gobierno de la República Socialista Soviética declaró el moldavo lengua oficial del país, en detrimento del ruso, así como cuando surgieron los movimientos de reunificación con Rumanía.

La guerra civil estalló en 1992. Después de unos 1.500 muertos -dependiendo de las fuentes que se consulten-, la contienda terminó tras un alto el fuego negociado por Moldavia, Transnistria, Rusia y Ucrania. Este acuerdo hizo oficial la presencia perenne del 14º Ejército ruso en la zona. Para los transnistrios es el elemento fundamental para su protección.

Aunque el territorio no es reconocido de forma oficial por la comunidad internacional. Es un Estado de facto. El Gobierno de Chisinau no tiene ningún control, ni fronterizo, ni económico ni militar. El 17 de diciembre de 2006 se celebró un referéndum que ratificó la independencia de Transnistria, con un 97,2% de votos a favor. Como curiosidad, Rusia tampoco admite que sea un país soberano. Tan sólo tiene el apoyo de otros territorios separatistas como Nagorno Karabaj, Osetia del Sur y Abjasia.

Forma de Gobierno

Transnistria se organiza en un régimen de república presidencialista. Tiene su propio Gobierno, Parlamento, Ejército, sistema postal y moneda, el rublo transnistrio. Asimismo también posee una Constitución, bandera, himno nacional y escudo. Al no estar reconocido internacionalmente, la mayoría de los transnistrios tienen nacionalidad moldava y, por lo tanto, pasaporte moldavo, pese a que sea un Estado independiente.

Escudo de Transnistria. Foto: Wikipedia

El Parlamento es unicameral y es llamado Consejo Supremo. Está formado por 43 miembros electos mediante representación proporcional. El Presidente es elegido por el voto popular para un mandato de cinco años. Los principales partidos políticos son República, de tenencia nacionalista y Renovación, liberal conservador. 

El país utiliza simbología soviética, como la hoz y el martillo en la bandera y en el escudo nacional. Pese a ello, el Gobierno afirma no ser comunista, enfatizando que los dos principales partidos políticos se muestran favorables al desarrollo de una economía de mercado con la participación de empresas privadas.

Economía

Durante la década de los 90 comenzó el proceso de privatización de todas las empresas del territorio. La economía se basa en la industria pesada, producción eléctrica y manufacturas textiles. En 2014, Rusia y Transnistria suscribieron un memorándum de cooperación en el desarrollo financiero. En él se ofrece, sobre todo, energía casi gratis al país.

La empresa Sheriff es un conglomerado que abarca todas las áreas económicas del país. Desde un principio, el grupo recibió ayudas del gobierno transnistrio para desarrollar sus negocios en distintos sectores de la economía como refinerías, grandes almacenes y la distribución de alimentos, bebidas alcohólicas y tabaco.

tabaco-mafia-sheriff-tiraspol
Cajetilla de tabaco marca Mafia de la compañía Sheriff. Foto: Viajaratiraspol

El Gobierno colabora con los dirigentes de Sheriff para establecer un sistema económico que no les haga depender del resto de Moldavia, a cambio de subvenciones, reducciones de impuestos y concesiones de obras. Sheriff es en la única compañía que puede importar productos del exterior y comerciar con otras divisas que no sean el rublo transnistrio, lo que supone un monopolio de facto sobre la economía nacional.

billetes-rublos-transnistrios
Billetes de 20 y 50 rublos transnistrios, con Suvorov y el Parlamento de Transnistria. Foto: Viajaratiraspol

Demografía

Según el censo de 2004, la población era de 555.347 habitantes, excluyendo las áreas bajo control de Moldavia. La población incluía 177 785 moldavos (32,10%), 168 678 rusos (30,35%), 160.000 ucranianos (28,81%), 13.858 búlgaros (2,50%), 4.096 gagaúzos (0,74%), 1.791 polacos (0,32%), 1.259 judíos (0,23%), 507 gitanos (0,09%) y 27.454 personas de otros grupos étnicos (4,94%). De éstos, 439 243 vivían en Transnistria y 116 104 vivían en localidades controladas por el gobierno de Transnistria, pero que pertenecen formalmente a otros distritos de Moldavia: la ciudad de Bender (Tighina), las comunas de Proteagailovca, Gîsca, Chițcani, Cremenciug y el pueblo de Roghi de la comuna Molovata Nouă.

El 91% de la población de Transnistria es cristiana ortodoxa. El 4% de católicos se encuentra principalmente en las ciudades del norte, donde vive la minoría polaca. El gobierno local ha apoyado la restauración y construcción de nuevas iglesias ortodoxas. Afirma que la República tiene libertad de culto y que las creencias religiosas y 114 congregaciones están registradas de manera oficial.

Las cookies nos permiten ofrecer nuestros servicios. Al utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de las cookies. Más información.